Club de cicatrización

Las sabias compañeras que he encontrado en Barcelona me han enseñado muchas cosas: una de ellas es a tatuar. En el espacio común de los colectivos de Hangar encontramos la rutina, y desde mi puesto de coordinación del wetlab encontré un profundo sentido en que nuestras prácticas tuvieran lugar en este laboratorio. Desde entonces, junto a quienes se nos han ido sumando, constituimos el Club de cicatrización.

Se trata de un club sin socixs que funciona como una escuelita libre del tatuaje y de otras prácticas en contacto.

Si te interesa formar parte de este grupo, puedes acudir a cualquiera de los encuentros o contactar con nosotrxs a través de nuestro instagram @clubdecicatrizacion.