Instituto de Estudios del Porno

El Instituto de Estudios del Porno -creado por Ona Bros, Lucía Egaña y Francesc Ruiz– nace ante la necesidad de analizar y experimentar críticamente la representación explícita de la sexualidad, en la multiplicidad de posibilidades en las que ésta se presenta, omitiendo las versiones prohibicionistas y que consideran la sexualidad un tabú. El Instituto se propone como un laboratorio de experimentación y aprendizaje, como un espacio de producción de pensamiento y un lugar para el ejercicio de prácticas entre lo visual y lo espiritual.

Durante el curso 2019-2020, en colaboración con Hamaca y Hangar, el Instituto ofrece un programa formativo constituido por talleres teórico-prácticos, grupos de lectura y sesiones públicas de visionado. Este primer curso contempla una aproximación tanto a la producción textual y teórica, como a la audiovisual, gráfica y tecnológica. Queremos generar un espacio de aprendizaje cuidadoso, cómodo y seguro para imaginar, crear y estudiar con el porno. Está orientado a todas aquellas personas que tengan un interés en aproximarse a la pornografía desde múltiples dimensiones y puntos de vista.

Para el programa de este año, he sido invitada para impartir el taller Tecnologías para el placer, donde propondré diseñar y producir colectivamente objetos destinados al placer sexual desde perspectivas críticas. Tecnologías para el placer propone explorar colectivamente nuestros imaginarios y prácticas eróticas no normativas para diseñar y desarrollar herramientas -otras- destinadas al placer.

El taller contará con una bolsa de presupuesto que podemos utilizar en lo que acordemos -siempre que pueda ser ejecutado durante la duración del taller. En el caso de que deseemos desarrollar un objeto de fabricación digital o con tecnologías de producción que deseemos contratar, contamos con la colaboración del colectivo TMTMTM, que puede aportar impresión 3D, programación y aparatos de robótica de relativa sencillez, modelado y fundido de materiales plásticos y corte CNC. Pero también podemos imaginar cualquier otro tipo de tecnología activadora del placer: dispositivos masturbatorios con otros materiales, una publicación erótica, un evento, un catálogo de referencias, un relato sonoro, podemos hackear objetos cotidianos… Juntxs decidiremos cómo desarrollar este experimento que pone en común lo íntimo, lo lúdico y lo político del placer sexual.

Tecnologías para el placer tendrá lugar los días 12, 19 y 26 de noviembre y las inscripciones se hacen aquí.